Querido dolor

12064444_10153629197542068_1990341113_nHola!! Soy algo así como una exiliada sentimental. A los 7 años dejé España por traslado laboral de mi padre a Chile. Crecí añorando a los míos (abuelos, primos, tíos). En Chile hice mi vida y a los 43 años me fui porque me abandonó mi pareja. ¿Un drama? Quizás el comienzo. Ahora vuelvo a España a vivir la aventura de la vida ¿Me acompañas? 

——————————————————————————————–

Por Paloma Sanz, desde España 

Querido Dolor:

Hace tiempo quería escribirte. Me asustaba sentarme frente al computador y ponerte aquí delante, hacerte de una vez por todas real.

Llevamos casi una vida juntos ¿eres consciente de la paciencia que te he tenido?

Ya sé que te gusta jugar con mi ánimo. Que disfrutas aparecer de improviso y luego te quedas por semanas acompañando mis momentos. Disfrutas cuando me haces poner una sacarina extra a mi café sin darme cuenta, cuando antes de cerrar los ojos para dormir comienzas a empujar mis lágrimas. Cuando en mitad de una tarde de sol, como buen amante sadomasoquista que eres, me aprietas la garganta hasta ahogarme y luego te empeñas en golpear mi pecho.

Muchas veces quise refugiarme en ti. Cuidarte. Al fin de cuentas eres solo mío, aunque la verdad estás construido de tantas cosas que ya no me importan. De esas horas de oscuridad cuando niña y creía que había algo debajo de la cama, de esos recreos a sola sintiéndome tan ajena al resto, de los besos que me faltaron por dar a tantos amantes.

Estoy cansada de tus constantes cambios. Un día apareces con tus ojos verdes, cantando tan bonito. Otros eres un reggaeton. Por momentos tienes ojos color de miel y hasta te he visto con pelo largo, dorado y tirabuzones.

Ay dolor mío!!!! Cómo olvidar esas tardes de compañía cuando con tu imponente presencia no me dejabas hacer nada ¿recuerdas? ¿recuerdas las veces que quise saltar a la calle a llenarme de aire y me agarrabas fuerte en tus brazos? ¿recuerdas las veces que me robaste tantas sonrisas? No, no te estoy criticando, yo te permití estar tan presente.

Lo que pasa que he encontrado una nueva compañía. Se llama serenidad. Y la verdad que aunque es muy diferente todo, me gusta. Me acaricia más que tú y la mayor parte del tiempo me está abrazando.

Yo sé que nos volveremos a ver, que siempre estarás cerca. Pero ya no quiero que sientas que cuentas conmigo para hacer de las tuyas. Me cansé de abrirle las puertas de mi alma a ti y toda tu pandilla.  Dile al miedo que ya no me asusta ¿recuerdas esa vez en el norte cuando se apoderó de mi cuerpo y tuve que viajar 6 horas tratando de contenerlo? Si, seguro que lo recuerdas. Pues dile que no quiero perder ningún momento más por su causa.  Y a la Rabia, dile que se joda. Qué es eso de andar rompiendo cosas y pegando puñetazos a las paredes por su culpa, que descarada, con lo pacifista que he sido siempre llegar y sacarme de mi centro. Y a tu prima la pena, dile que es una puta barata. Tan barata que se presta hasta para ser inventada y te ruego que le informes a tu querida mentora depresión, que es hora que se jubile. Han cambiado los tiempos, ya no es momento de asistir a ninguna más de sus cátedras sobre bloqueo de sentimientos, trastornos de ánimo, falta de confianza ……Dicen que no hay mayor acto de amor que el abandonar lo que se ama para dejarlo crecer y ser libre. Te abandono en un acto egocéntrico, porque la que quiere crecer y ser libre soy yo.

Yo sé que estarás bien querido Dolor y también soy consciente del amor obsesivo que me tienes. Espero ser todo lo fuerte que no he sido cuando comiences a buscarme otra vez con tus técnicas baratas. Cuando te metas camuflado en el estribillo de alguna canción o me hagas leer entre líneas en algún libro. Conozco tan bien tus tácticas que ya no me encontrarás desprevenida.

Te suelto Dolor. Te suelto aunque te llevo plasmado ¿recuerdas cuando me convenciste de tatuarte en mi? Cuando me sedujiste diciendo que para que imaginarte, que era mejor sentirte. Sé que cada vez que me mire en el espejo te recordaré. Dejaste huellas profundas.

Pero te abandono. Como decía una canción de los EX en la voz de Colombina Parra: búscate otra que te lave la ropa, búscate  otra que te quiera mucho.

A mí ya me tienes chata.

Comentarios