Paz García Fernández: «contención, apoyo y empoderamiento son factores protectores de nuestra salud emocional»

Potenciar nuestras competencias y  el profesionalismo con un espíritu de liderazgo para fortalecer los equipos de trabajo, sobre todo el empoderamiento de mujeres en la actual sociedad, ha sido uno de los desafíos de Paz García, Trabajadora Social, graduada de la Universidad de Concepción y magister en Gerencia para el Desarrollo, en FLACSO Chile.  Cuenta con estudios de post grado en las áreas de la psicología transpersonal, inclusión social y sostenibilidad empresarial. Se ha especializado en temas de Equidad de género en organismos internacionales como Cepal y OISS. Durante el año 2019 participó del programa Promociona, dictado por la Universidad Adolfo Ibáñez, orientado a promover equipos balanceados en alta dirección. Actualmente se desempeña como Sub Gerente de Inclusión en Mutual de Seguridad C.Ch.C. en Santiago, Chile. Y es miembro de Red MAD (Mujeres en Alta Dirección)

Paz es una mujer que ama la simpleza de la vida, siente que dar es recibir y que gracias a su búsqueda interior ha tenido las experiencias que le han enseñado cuál es su camino, como por ejemplo los constantes viajes a la región de los Himalayas  Indios y nepalíes, donde se formó en la ciencia contemplativa budista. Ha tenido el privilegio de visitar varias veces el Tíbet y de conocer de manera presencial el extraordinario aporte de Bután a través de su modelo de desarrollo basado en la Felicidad Interna Bruta (Gross National Happiness).

En el año 2006 realiza una pasantía de estudios en la Library of Tibetan Works and Archives y el tradicional retiro de meditación Vipassanna de 10 días en Dharamsala, India.

Desde el año 2010 desarrolla programas y guía cursos- talleres con la motivación de aplicar e integrar las herramientas de la ciencia contemplativa con la ciencia occidental y su aplicación en el desarrollo de las personas y las organizaciones.

  1. ¿Cómo nace la iniciativa de tomar un camino más consciente?

Impulsada, como la mayoría de las personas, por tener una vida con mayor satisfacción y felicidad y darme cuenta de que, aun cuando cumplía con la mayoría de las metas que normalmente buscamos alcanzar, sentía una insatisfacción interna que me impulsó a buscar un propósito más allá de la aparente felicidad en la que estaba. Era el año 1998 y un viaje a Oriente abrió mi mente y corazón hacia un espacio de realidad desconocido para mi hasta ese entonces.

  1. ¿Qué terapias realizas para empoderar a la Mujer en este mundo actual?

Más que terapias, facilito procesos de crecimiento y desarrollo en grupos de personas, integrando elementos de la ciencia contemplativa y del liderazgo consciente. Considerando el momento crítico de la historia que estamos viviendo, resulta fundamental que el alcance de estos procesos vaya más allá del florecimiento individual, poniendo énfasis en el desarrollo social y su interconexión. En este contexto, lo femenino, con sus cualidades y fortalezas tiene un rol critico en la definición del nuevo mundo que queremos habitar, por ello el empoderar a las mujeres a asumir su capacidad de influencia de manera consciente.

Son cuatro los pilares fundamentales en este proceso:

– Conocer la evidencia empírica respecto de los  beneficios del entrenamiento de la mente y del desarrollo de estados emocionales positivos, a través delas conexiones entre las neurociencias y la sabiduría contemplativa.

– Desarrollo de habilidades para habitar escenarios de incertidumbre: conceptos y enfoques sobre la naturaleza cambiante de la realidad que nos entrega elementos para habitar los escenarios actuales de manera saludable.

– Entrenamiento en la Gestión de las emociones: al hacer consciente mi mundo emocional, tengo la autoridad, la habilidad y la responsabilidad de gestionarlo, evitando ser arrasada por estados de ansiedad, depresión o stress. Esta competencia es entrenable y me otorga libertad.

– Desarrollo de competencias sociales asociadas al liderazgo consciente: de qué manera el proceso de autoconciencia y florecimiento personal, me permite influir de manera propositiva en los espacios laborales y sociales, impactando la calidad de mis relaciones y redes de apoyo.

  1. ¿Cuál es su opinión respecto al estallido social ¿cómo podemos manejar la crisis desde lo emocional?

Reconociendo el sufrimiento que ha significado para el grupo más vulnerable de nuestra sociedad, rescato la tremenda oportunidad de avanzar hacia un nuevo tiempo de mayor conciencia, equidad y hacia una emocionalidad colectiva más sana, amorosa y compasiva.

Estamos frente a un gran desafío, ya que debido a los múltiples estímulos y escasos tiempos de conexión con nuestro mundo interno, tenemos dificultades para identificar y distinguir nuestros contenidos emocionales. Por ello a través de técnicas de respiración consciente y calma mental, aprendemos a generarnos espacios de quietud, que nos permiten observar e identificar las emociones que estamos experimentando. La conexión con nuestro mundo emocional requiere de una mente focalizada y con capacidad de hacer consciente nuestros contenidos. Una segunda etapa tiene que ver con, cómo abordar las emociones una vez que han sido identificadas. Existen varios abordajes según la predisposición de las personas. Desde observarlas, evitando juzgar o sobre identificarse, que es la base del enfoque tradicional del Mindfulness, hasta la transformación de la energía contenida en las emociones a través de procesos meditativos más complejos.

Otro gran aprendizaje que nos ha dado este estallido social es que ha develado emociones que nos brindan estados positivos, de apertura y conexión con uno mismo y los demás. Dando cuenta de la interdependencia de lo experimentado entre el plano individual y el colectivo. Aquí viene el gran desafío transformador de hacernos conscientes que no hay un “Yo feliz” a costa de la felicidad de otros.  Si mi felicidad es interdependiente con los demás…Cómo resolver este dilema…es un gran desafío con el que nos encontramos en la actualidad a propósito de la crisis social que estamos viviendo.

  1. ¿De qué forma se puede potenciar la inclusión y diversidad para un desarrollo más sostenible?

A la base de la inclusión se encuentra la apertura hacia lo desconocido y la valoración a lo diverso, distinto de mí. Implica hacerse consciente de sesgos y prejuicios y abrirse a la posibilidad del aprendizaje y la innovación que me ofrecen los equipos de trabajo y sociedades diversas.

Hoy existe consenso que la inclusión de los grupos de diversidad como personas con discapacidad, migrantes, diversidad sexual, adultos mayores y la equidad de género, son requisitos para lograr avanzar hacia una sociedad desarrollada, pero para que ello ocurra debemos educarnos y desarrollar una cultura inclusiva.

Esta transformación cultural implica también una transformación personal que conlleva un entrenamiento en gestionar las propias emociones, hasta liderar procesos de cambio cultural al interior de nuestros equipos de trabajo, empresas y comunidad.

  1. ¿En el mundo empresarial donde la mujer quiere empoderarse: ¿Qué actos pueden ser autodestructivos con el fin de querer tener poder?

 Las neurociencias y las ciencias contemplativas han corroborado como nuestros contenidos mentales expresados en pensamientos y emociones determinan en gran medida la manera en que nos relacionamos con nuestra realidad cotidiana y como se impacta nuestro salud física y mental. Un afrontamiento basado en emociones negativas de los desafíos y problemas que vivimos diariamente en las organizaciones está asociado a efectos en nuestra salud cardiovascular, alteraciones del sueño, síntomas de depresión y ansiedad. Una deficiente gestión de las emociones se expresa en conflictos relacionales que afectan nuestro estado de ánimo e impactan nuestra respuesta fisiológica, la que se expresa como estrés, ansiedad y depresión, afectando nuestras defensas y predisponiéndonos a enfermedades y deterioro físico y mental. Por el contrario, el cultivo de emociones positivas como la bondad amorosa y la compasión fortalecen nuestro sistema inmunológico, el que está directamente influenciado por el sistema emocional, estimulando hormonas asociadas a la felicidad, como la endorfinas, serotonina y oxitocina, entre otras, estimulando nuestro sistema neurológico e incluso creando nuevas conexiones neuronales que fortalecen y previene enfermedades degenerativas.

La conformación de Redes de mujeres con el propósito de brindarse contención, apoyo y empoderamiento, actúan como factores protectores de nuestra salud emocional.  Ideas ampliamente desarrolladas por la Psiquiatra Junguiana, Jean Shinoda Bolen.

  1. ¿Cómo podemos mantener el equilibrio entre la vida laboral y personal?

Hoy existe una mayor conciencia de la interconexión existente entre nuestros distintos sistemas, funciones y roles, es así, como durante el día interactuó desde mi rol de madre, ejecutiva, pareja y líder de comunidad de manera simultánea.

Si bien, las instituciones y las empresas hacen múltiples esfuerzos por facilitar la integración del ámbito personal, laboral y familiar, en especial el de las mujeres, quienes son en su gran mayoría las que asumen las labores de cuidado y de las labores del hogar (de manera no remunerada), es nuestro estado emocional en gran medida en que determina nuestro nivel de satisfacción con la vida laboral, personal y familiar. Es así, que estados emocionales perturbados por la negatividad, pueden inducirnos a nutrirnos de manera incorrecta, tanto a nivel de la alimentación física, como emocional y espiritual. No es sólo nuestro alimento físico el que determina nuestra salud y calidad de vida, sino también la calidad de las relaciones con las que interactuamos y sin duda nuestro espacio espiritual. Un estado mental de mayor conciencia nos llevara naturalmente a elegir alimentos, relaciones y lugares de trabajo, que nutran nuestro cuerpo y mente de manera saludable.

Al ser seres interconectados y en interdependencia con distintos sistemas de manera simultánea y a gran velocidad, el cultivo de estados emocionales positivos tiene un impacto directo en nuestra salud física y mental y por tanto en la manera como influiremos en nuestros entornos laborales.

  1. ¿Por qué es importante que las empresas integren el liderazgo y felicidad organizacional?

La evidencia sobre las Perdida de talentos en los espacios de trabajo dado por culturas con baja apreciación del talento diverso es una realidad que las empresas comienzan a identificar como una de las amenazas a la sostenibilidad y riesgo reputacional. Afortunadamente, hoy la Gestión de la Diversidad y el desarrollo de una cultura empresarial inclusiva se ha transformado en un foco central en la gestión de altos ejecutivos, instalándose como una estrategia corporativa que transforma la diversidad en una ventaja competitiva de la empresa.

A la base de una cultura empresarial poco apreciadora de la diversidad, está la discriminación, segregación e invisibilización de talento femenino, fuerza laboral migrante, diversidad sexual y personas con discapacidad.

Hoy las empresas están involucrándose en el desarrollo de una cultura inclusiva que permita el florecimiento de talentos diversos como un activo en sus empresas. Con los consecuentes impactos positivos en la innovación, productividad y calidad de los ambientes laborales, aspectos que aportan a la sostenibilidad y legitimidad empresarial. No obstante, para que ello suceda de manera real y no solo como una estrategia de marketing o solución técnica ante un desafío claramente adaptativo, se requieren liderazgos sensibilizados, consientes y movilizados por un propósito que va más allá del poder o el beneficio individual.

Existen las empresas comprometidas en lograr la paridad de género en su alta dirección, construyendo equipos balanceados que aportan de manera más competente a la solución de problemas complejos en escenarios cada vez más inciertos.

  1. ¿Qué características definen el liderazgo femenino?

El trabajo colaborativo, en red, con una estructura más matricial que jerárquica, abierto a la experimentación, con enfoque sistémico y generador de valor compartido, son atributos de lo Femenino, que los nuevos escenarios laborales necesitan para transitar desde una era donde la uniformidad está dando paso a la diversidad; la repetición a la experimentación; los resultados de corto plazo a los procesos; la competencia a la colaboración; la rentabilidad individual al valor compartido y la perspectiva lineal a la sistémica.

La era digital tiene rostro femenino. Por ello el valor de la complementariedad y de lograr equipos balanceados, juega un rol central en la construcción de una nueva realidad.

  1. ¿Nombre tips vitales para comenzar el día y tener una semana sin estrés?

  7 efectivos consejos para gestionar tus emociones 

  • Reservar espacios diarios para el silencio, la puerta de entrada para la familiarización y desarrollo de un mundo emocional saludable. Utilizando ejercicios de respiración consciente.
  • Reducir los tiempos de conexión a aparatos tecnológicos y reservar espacios diarios para el cultivo de relaciones de calidad, basadas en la plena presencia.
  • Observar los distintos estadios emocionales durante el día, limitándose a observarlos sin juzgar.
  • Caminar y ejercitar el cuerpo en espacios abiertos, conectados con la naturaleza.
  • Elegir alimentos con alto contenido de energía vital, evitando alimentos procesados e industrializados.
  • Cultivar estados emocionales positivos de bondad amorosa y compasión a través de meditaciones que utilizan la visualización activa.
  • Involucrarse activamente en redes y espacios de influencia laboral y comunitaria.

Contacto: [email protected]

Por Pierinne Méndez Yaeger

Comentarios