Exfoliantes naturales

Azúcar 

El azúcar es un exfoliante fantástico. Elimina las células muertas de la piel y deja una piel suave y radiante.

Mezclar azúcar con glicerina o aceite. Se puede agregar un poco de gel de aloe vera para suavizar la piel, y unas gotas de aceite esencial para la fragancia.

Mezclar todos los ingredientes en un recipiente y con una cuchara tomar un poco de esta mezcla en la palma de la mano. Masajear suavemente sobre la piel con pequeños movimientos circulares. Deja actuar durante cinco minutos antes de enjuagar. Se puede utilizar este exfoliante de azúcar en todo el cuerpo – desde la cara hasta los pies.

Harina de avena

Puedes hacer un exfoliante fantástico para la piel con harina de avena cruda o bien avena cruda molida, mezclar tres cucharadas de avena con una cucharadita de miel pura y ¼ de cucharadita de vinagre de sidra de manzana. Agregar más miel si es necesario.

Aplica este pegajoso exfoliante en la cara con movimientos circulares y deja actuar durante 15 minutos antes de enjuagar con agua tibia. También se puede sustituir la avena por harina de maíz. Este exfoliante promueve la renovación celular y la regeneración, mientras deja la piel fresca y suave.

Sal

La sal es un elemento básico en la cocina y puede convertirse en ingrediente principal en la rutina de belleza. Se puede tonificar el cuerpo con un exfoliante natural que contenga sal de mar.

La sal de mar exfolia ligeramente eliminando las células muertas de la piel, mejora la circulación y suaviza la piel. Puedes crear un exfoliante mezclando una taza de sal de mar con una taza de aceite de oliva. Puedes añadir unas gotas de aceite esencial de naranja o albaricoque. El aceite de albaricoque es conocido por sus propiedades hidratantes, por lo que es un muy buen ingrediente para agregar al exfoliante casero.

Comentarios