Haz del maquillaje tu mejor aliado: Los Sí y los No del makeup

La línea entre un maquillaje natural  y elegante y uno recargado y pasado de moda es muy fina. Presta atención a  estos pequeños “grandes” detalles que son los que marcan la diferencia y hacen que el makeup que llevas juegue  a tu favor y no en tu contra.   Asegúrate de estar cumpliendo con los y evitando los NO.

La idea del maquillaje es que siempre te sigas viendo tú, pero más radiante, luminosa, jovial y sana.

Foto 2 Los

  • Empieza humectando perfectamente el rostro. La piel es el lienzo de tu maquillaje, la hidratación aporta luminosidad y evita que la base se craquele.
  • Antes de aplicar la base, cubre las imperfecciones con un corrector que sea del mismo tono de tu piel. Eso te permitirá usar un velo muy ligero de base y te brindará naturalidad y frescura.
  • Cara y cuello del mismo color, usa una base de maquillaje que sea del tono exacto de tu piel. Si quieres dar un toque más tostado a tu rostro hazlo al final sutilmente con polvos bronceadores en el contorno. Y si quieres aclararlo aplica un tono más claro únicamente en los puntos de luz.
  • En las zonas donde haya líneas de expresión aplica productos en crema (sombras, blush, etc,) evita los polvos.
  • En tu maquillaje del día a día elige sombras de colores neutros, sólo para definir tus ojos más que colorearlos.
  • Toma en cuenta el tono de tu piel para elegir el blush. Las pieles de tonos cálidos se ven mejor con tonos damasco o bronceados. Los tonos rosados quedan mejor en pieles más pálidas.
  • Maquilla tus labios con un tono más claro en el centro, esto visualmente aportará volumen y se te verán más “rellenitos”.

Foto 3Los NO

  • Evita aplicar bases de maquillaje densas en el día, las BB creams o CC creams son ideales para el uso diario porque aportan cobertura y frescura.
  • Aléjate del “efecto mapache” no uses el corrector demasiado claro, éste debe der uno o dos tonos más claro que el tono de la base de tu maquillaje.
  • Nunca lleves dos protagonistas, elige lo que prefieras destacar cada día, tus ojos o tu boca.
  • No a los grumos en las pestañas, saca y limpia con un pañuelo el cepillo de tu rímel,  así eliminaras el producto que se ha ido acumulando con el tiempo.
  • No abuses de los iluminadores, estos productos son una maravilla pero mal aplicados harán que la piel se vea grasosa.
  • No maquilles tus cejas muy oscuras, si lo haces endureces mucho tu expresión y se ven pintadas, no naturales.  Si eres morena usa una sombra dos tonos más abajo que tu color de pelo y si eres rubia una dos tonos más arriba.
  • No apliques labial sobre labios muy resecos y agrietados. Si es tu caso, humecta perfectamente antes con lip balm.
  • No polvo compacto en todo el rostro, esto le quita luminosidad a tu piel. Si es necesario, aplícalo únicamente en las zonas en las que sueles traspirar.

Por Eugenia Ortega 

Soy una mexicana ciudadana del mundo… estudié Marketing en mi país y ejercí mi profesión durante 12 años. En 2011 por seguir el amor,  me mudé a España, lugar en el que tuve el primer contacto con este mágico arte del maquillaje profesional. Luego estudié Makeup Artistry: fashion & photographic makeup en el Instituto Glam Candy de la ciudad de Edimburgo, Escocia.  Trabajé dos años en aquella hermosa ciudad y desde junio de 2014 estoy viviendo en Santiago de Chile. En este País he seguido actualizando mis técnicas, en principio en El Estudio de Facunda que me dio la bienvenida, luego con la prestigiada Poli Picó técnicas de pelo y posteriormente reforcé mis conocimientos de maquillaje con la reconocida María Paz Urra…. El aprendizaje es una carrera que nunca termina!

 

Comentarios