#miexperiencia: El sanador de cabello

Un sábado cualquiera me levanté con la idea firme en mi cabeza de que la invitación de Carlos Versalovic a su peluquería, sería la puerta de entrada a realizar todos los artificios que tenía pensado para mi pelo: Alisado, teñido, extensiones y hasta chasquillas…Al poner mi primer pie en la entrada de este salón ubicado en pleno Barrio Patronato, destruyeron todos mis planes y armaron proyectos distintos a mi pelo…

Carlos me vio y me entregó una asesoría completa en medio minuto: el marrón le viene a tu pelo por el color de piel, la chasquilla no va contigo porque eres cachetona, tienes el pelo mal cortado, debes dejarlo crecer, no extensiones, sólo baños de color y un alisado de Brasil Cacau…quedé impactada, pero después pensé: es un real asesor, porque más que pensar en que era una “buena clienta” con todo lo que tenía en mente gastar en arreglos de mi pelo; él sólo me entregó el bienestar que realmente necesitaba.

Y es que si andas divagando en búsqueda de un sanador de pelo, más que un cambio de look, Carlos cumple esa exigencia… De hecho en una hora y media, mi pelo fue barrido de color y alisado…así comenzó el tratamiento que me comprometí a continuar…

Después de el diagnóstico poco alentador en un principio, Carlos me regaló amablemente el inicio de mi tratamiento: un alisado Brasil Cacau… me fui a una sala contigua con unos cómodos sillones estilo salón cama, donde me lavaron el pelo con el inicio de la línea Brasil, que era un shampoo… no sólo fue lavado, sino que también un masaje, donde el servicio vale la pena…

LIBER-2

Luego me instalé con un café, frente al espejo y Carlos comenzó la segunda parte, el tratamiento alisador, después me peinó con secador y alisó con la plancha…pensé que todo había terminado y que no podía lavarme el pelo por 3 días; pero no, volvieron a lavar el cabello y mágicamente mi pelo quedó liso sólo con secador y manos…además de recibir un toque de sanación; el primer paso a un arreglo completo.

Carlos Versalovic está en Eusebio Lillo 440, local 30, en el barrio Patronato; y no sólo podrá sanar el pelo, sino que rostro, uñas y pies. Además que las recibirá con un rico café y la mejor asesoría.

Doble check!!

Por Libertad Hernández

Comentarios