¿Se rompió tu maquillaje? Aquí te contamos cómo rescatarlo

Decides darle un retoque a tu maquillaje, abres la cosmetiquera y justo cuando estás en ello, ves como sale por lo aires, incluso en cámara lenta, tu última adquisición: un polvo compacto maravilloso, por el que acabas de pagar una pequeña fortuna para ti… en ese momento te invade una sensación de impotencia y frustración, que seguramente muchas de nosotras hemos experimentado, porque creemos que llegó el momento de la despedida, pero que creen?  Que no es así, hay una forma muy sencilla de volver a la vida cualquier maquillaje en polvo como sombras, rubores, bronceadores, etc, etc, etc.

foto 1

Para realizar esta “operación rescate” vas a necesitar alcohol, una moneda mediana, un pañuelo de papel desechable, un cuchillo para mantequilla y una bolsa de plástico.

  • Coloca todo el producto que puedas dentro de la bolsa de plástico, junto con los pedazos que pudieron haber quedado en el envase. Con el mango del cuchillo, aplasta los pedacitos que siguen enteros por encima de la bolsa hasta que todo quede hecho polvo.
  • Saca el polvo de la bolsa y ponla nuevamente en el envase original o en cualquier otro envase en caso de que el original se haya dañado. Ve agregando poco a poco unas gotas de alcohol (alcohol del que usamos para las heridas), hasta que te quede una consistencia pastosa.
  • Cubre la mezcla con pañuelo desechable, a fin de que éste absorba el exceso alcohol.
  • Con la moneda, presiona la pasta por encima del pañuelo desechable con fuerza para que se compacte, hasta que la superficie quede lo más uniforme y plana posible.
  • Cuando tenga la forma original, déjala secar.

¡Y  Voilá te quedará como nueva!

 Por Eugenia Ortega

Comentarios