Transforma tu piel volviendo a los básicos

DSC_0257Soy una mexicana ciudadana del mundo… estudié Marketing en mi país y ejercí mi profesión durante 12 años. En 2011 por seguir el amor,  me mudé a España, lugar en el que tuve el primer contacto con este mágico arte del maquillaje profesional. Luego estudié Makeup Artistry: fashion & photographic makeup en el Instituto Glam Candy de la ciudad de Edimburgo, Escocia.  Trabajé dos años en aquella hermosa ciudad y desde junio de 2014 estoy viviendo en Santiago de Chile. En este País he seguido actualizando mis técnicas, en principio en El Estudio de Facunda que me dio la bienvenida, luego con la prestigiada Poli Picó técnicas de pelo y posteriormente reforcé mis conocimientos de maquillaje con la reconocida María Paz Urra…. El aprendizaje es una carrera que nunca termina!

—————————————————————————————————

Por Eugenia Ortega 

Muchas de nosotras llevamos años invirtiendo tiempo, dinero y esfuerzo, buscando productos mágicos que le devuelvan a nuestra piel la limpieza y luminosidad con la que andábamos por la vida en nuestros años de infancia… y que creen? les tengo una buena noticia: la mejor aliada para tener una piel sana y llena de vida está al alcance de todas y es completamente gratis, se llama “DISCIPLINA“.

Es verdad que hay productos en el mercado y en nuestra propia cocina que pueden ayudar y ser un excelente complemento, pero lo único que nos puede garantizar resultados es la constancia.

Dejemos de buscar pociones mágicas y empecemos ahora

volviendo a los básicos del cuidado de la piel

Saca fuerzas de donde sea necesario para hacer diariamente el ritual de piel completo, te tomará sólo unos minutos, verás que rápidamente empezaras a sentir los beneficios de tener una piel saludable y esa será tu motivación para seguir . Aprovecha los productos que ya tienes, por ahora centra tu atención en adquirir tu nuevo hábito.

Poco a poco iré ampliando la información de cada paso, compartiré recetas, tutoriales de masajes, productos favoritos según tu tipo de piel, etc., pero insisto, por ahora lo primero: la disciplina, sin ella no hay remedio que sirva.

20130301_041

Así que vamos, a poner manos a la obra!!!

  1. Limpia: Todos los días, por la mañana y por la noche, incluso si no te maquillas, es importante retirar las impurezas del ambiente.
  1. Exfolia: Una o dos veces por semana, para remover células muertas. El movimiento circular ayuda a estimular la piel permitiendo que el oxigeno llegue a la superficie.
  1. Hidrata: Con cualquier crema facial que sea adecuada para tu tipo de piel. Esto ayuda a sellar los aceites naturales y actúa como una barrera entre la piel y el medio ambiente.
  1. Protege:  Tu mejor amigo, el protector solar, incluso en días nublados.  Previene flacidez, manchas, arrugas y cáncer.
  1. Repara: Por la noche, puedes usar un suero que tenga ingredientes activos para dar firmeza, elasticidad e incluso empareje el tono de la piel.

Un PLUS importante es poner atención en tu alimentación. Trata de incluir en tu dieta alimentos ricos en beta-caroteno, además de agradecerlo tu piel, lo agradecerá también tu organismo.

La mejor inversión que podemos hacer se llama prevención!

 

Comentarios