Nuevo método de drenaje revolucionario que logra un equilibrio estético y de salud

Diana Menéndez, destacada kinesióloga, es una del selecto grupo de profesionales en el país, certificada para poder llevar a cabo este tratamiento.

Como Mujer Actual fuimos en búsqueda de nuevas fórmulas no invasivas que nos ayudarán a encontrar el anhelado equilibro de la belleza física e interna, donde lo estético es importante, pero siempre alineado con la salud. Es así como llegamos a DM Kinesiología, en Guardia Vieja, comuna de Providencia.

Nos llamó la atención un innovador sistema de masaje que prometía beneficios no sólo corporales, como son la desinflamación o aspecto de la piel; sino que un apoyo al metabolismo y a la oxigenación de nuestro interior.

El procedimiento se conoce como método de Amanda Fernandes y es la gran noticia del momento, porque trae drenaje linfático que no es más que una modalidad de masaje que estimula el sistema linfático, este sistema responsable de transportar el líquido linfático de regreso al sistema circulatorio. La linfa no es más que un líquido transparente que se origina en la sangre y circula en este sistema, que también es responsable de las defensas del cuerpo. Por supuesto, hay un «algo» más que involucra maniobras específicas asociadas con la respiración, la postura y el estiramiento.

Amanda, una profesional brasilera desarrolló este método y desde entonces ha empoderado a unas pocas profesionales en Chile, entre ellas Diana Menéndez, kinesióloga con importante experiencia en el área clínica de las cirugías estéticas, y que hoy es empresaria y dueña un centro que tiene por objetivo la salud por sobre lo físico.

Entre los beneficios de este masaje llamado MAF (Masaje Amanda Fernandes) es que estimula la regeneración de tejidos; mejora la retención de líquidos; mejora el sistema inmune; es relajante, combate la celulitis y la grasa localizada e incluso mejora la acción antiinflamatoria del cuerpo; promueve una mejor irrigación orgánica y disminuye el edema.

Además de los beneficios del drenaje convencional, esta técnica garantiza resultados inmediatos, como la reducción de la hinchazón corporal y las curvas más pronunciadas en la primera sesión.

Diana, dueña de DM Kinesiología nos invitó a probar una sesión, que tienen una duración de 1 hora y media aproximadamente. Si te preguntas que el efecto sólo dura un día, no es así, ya que Diana comenta que “acá movilizas toxinas y agua, por lo que el cuerpo no siente la necesidad de recuperarlo, se da un equilibrio, por lo que los beneficios de MAF pueden durar hasta meses”.

Este procedimiento no invasivo se realiza en todo el cuerpo, con un masaje similar al drenaje, pero con maniobras específicas. Por ejemplo, en el área del abdomen se realizan movimientos que contribuyen a mejorar las funciones renal, hepática y digestiva, nos cuenta Diana mientras realiza este tratamiento.

Desde nuestra experiencia, les podemos contar que probamos el tratamiento luego de una semana de una inflamación extrema de colon irritable, donde la incomodidad no era solucionada por ningún medicamento. Luego de haber probado MAF, esta molestia desapareció y se minimizó, logrando hasta un equilibrio mental gracias al relajo que provoca la técnica. En temas estéticos, el aspecto de la piel mejoró considerablemente, incluso atenuándose de gran forma la piel de naranja.

Debido a lo largo del procedimiento y a las pocas profesionales certificadas en Chile para realizarlo, MAF tiene un valor que ronda los $70.000 ; sin embargo, es una sesión que no tendrás que repetir, por lo menos hasta dos meses después.

Te invitamos a conocer DM Kinesiología, prepara tu cuerpo y salud para estas fiestas y el verano.

Puedes seguir a Diana Menéndez en su Instagram dmkinesiologia

Nuestro antes y después

Comentarios