El lado “B” del embarazo: Los co$to$

No quiero crear polémica de mala madre con esto que escribo, ni que alguien crea que no me siento agradecida por el regalo de un [email protected], sino que sólo quiero expresarme sobre una realidad: “Pucha que sale caro tener guagua!!!”

No ha nacido y ya tengo que hacer cambios en el closet: mis calzones me quedan chicos dado que mis caderas se expandieron; compra número uno. Ropa maternal…que no es nada de barata; compra número dos. Sostenes nuevos – compra número tres – pero de inmediato que sean maternales así no debo hacer otra inversión después…Mi único problema, es que no se me ocurrió que mis pechos seguirían creciendo, por lo tanto, a comprar nuevamente sostenes…compra número cuatro. Cremas maternales, aunque dicen que no sirven de nada…y esto es sólo el comienzo!

Dado que este realmente era sólo el comienzo, opté por lo más práctico, ecológico y económicamente viable: reutilizar. Entonces, lo primero fue conseguirme ropa de embarazada prestada con todas mis conocidas que ya habían pasado por esta etapa. Confieso que no fue tan fácil. En general estoy acostumbrada a valérmelas por mi sola, a comprarme las cosas que necesito, pero en este momento las finanzas no estaban de mi lado. Así que me armé de valor y pedí ropa prestada: Me llené de ropa!!! Alguna me quedó grande, otra chica, otras prendas definitivamente me quedaban pésimo, pero sumando y restando conseguí muchísima ropa!!! Invertí en un pijama eso sí, pero me ahorré el resto del closet.

¿No les pasa que a veces es difícil pedir ayuda? Es extraño, pero a mi sí, y como comenté no me fue tan fácil, pero lo logré y quedé muy contenta con haberlo hecho. Sobretodo porque mis amigas estuvieron felices de colaborar con la causa!

Ahora que ha pasado el tiempo, vienen las primeras compras para la guagua: coche, silla para el auto, cuna, mudador, ropa y miles de otras cosas más que se pueden comprar, pero me voy a atener a lo mínimo que se requiere.

Sueño con ser millonaria y comprar todo lindo, todo nuevo, todo perfecto. Muchas de las mujeres con que me relaciono lo han hecho, pero en esta oportunidad no puedo. No me molesta, pero pienso en cómo hacerlo lo mejor posible. Unos grandes amigos tuvieron una segunda guagua y se compraron un coche doble, por lo tanto, nos regalaron el coche simple que tenían antes. No está nuevo ni lo elegí yo, pero funciona de lujo y cumple todos los requisitos de seguridad. Nos prestaron una cunita chica para poner al lado de mi cama el primer tiempo a la guagua, la única condición fue que cuando dejáramos de usarla, la prestásemos a alguien que la necesitara, lindo ¿no? Y así nos enteramos que muchas guaguas han pasado por esa cunita, está llena de vibras de guagua!!! Nos prestaron un juego/balancín con la misma condición.

Adaptamos un mueble como mudador, y quedó perfecto! Este es sólo un ejemplo, dado que para resumir puedo contar con orgullo que hemos logrado armar toda la pieza de nuestra guagua gastando muy poca plata.

Otra cosa que me encantaría es tener la plata para contratar una persona que venga y me decore de la manera más linda la futura pieza de mi [email protected], pero no es así y la vida me dio la oportunidad de ser creativa. A mi y a mi marido. Nos pusimos a buscar en revistas, Internet y otros decoraciones de piezas de niños. Luego compramos los insumos necesarios, y con nuestras manos, amor y paciencia decoramos la pieza…la decoración más linda del mundo!

Quizás no es demasiado trascendental lo que cuento, ni todos me entenderán, pero esta vivencia que relato me ha marcado. Por un lado es aprender a arreglármelas con lo que tengo, no endeudarme y sin resentimiento o pena aceptar mi realidad; dos y muy importante: disfrutar de cada detalle en la preparación de la llegada de nuestro [email protected] Tres: saber que cuento con mis amigos y familia, quienes han sido generosos en lo material (con regalitos), y lo espiritual a gozar con nosotros este proceso; y cuatro: a reutilizar lo que ya existe, y con eso ayudar al medio ambiente!!!

La vida da y quita, la vida tiene vueltas inexplicables y hermosas, y nos hemos llevado miles de sorpresas lindas y regalos hermosos…agradecidos!

Por equipo de Mujer Actual

Comentarios