Tengo exceso de peso en el embarazo

Comer alimentos saludables puede ayudarte a tener un bebé sano. A veces es difícil saber qué alimentos comer

A partir de ahora ¿tengo que comer por dos? y si es así, ¿cómo lo hago para no duplicar el peso?. Tengo miedo de acumular demasiado peso durante el embarazo, ¿cuáles pueden ser las consecuencias para mi bebé? Esas son algunas de las interrogantes que nos hacemos cuando estamos embarazadas. A continuación algunas cosas que debes saber para comer saludable durante este periodo.

En general, la mayoría de las mujeres necesitan aproximadamente 300 calorías adicionales durante el embarazo. Sin embargo, la cantidad exacta de calorías adicionales que uno necesita depende de su peso antes del embarazo.

Trate de comer alimentos de cada uno de los grupos alimentarios todos lo días, ya que proveen nutrientes importantes que usted y su bebé necesitan. Pero, ¿cuánto debe comer por día cuando está embarazada?

La ganancia de peso recomendada durante el embarazo depende de tu estado nutricional antes de embarazarte. Así, en el caso de las mujeres que empiezan su embarazo con bajo peso, se recomienda una ganancia de entre 12.5 a 18 kg. Si tenías  un estado nutricional normal al momento de embarazarte, se recomienda un aumento de peso de entre 11.5 a 16 kg. En cambio, si iniciaste tu embarazo con sobrepeso, es importante que tu aumento ponderal sea de entre 7 y 11.5 kg y en el caso de mujeres que empiecen su embarazo con obesidad, se recomienda que ellas no suban mas de 7 kg, para no poner en riesgo su salud ni la del bebé.

El obstetra tendrá especial cuidado en controlar el crecimiento del bebé mediante ecografías. Debes preocuparte en forma especial de consumir los suplementos que te recetará, usualmente hierro pero también vitaminas y calcio. Asimismo debes distribuir muy bien las proteínas y los carbohidratos complejos de tus comidas.

Recuerde: Los alimentos grasosos (como las donas y las papitas fritas) y los dulces (como las bebidas, galletas y caramelos) no le proveen a su bebé los nutrientes que necesita para crecer.

Los kilos útiles

El embarazo está obligadamente acompañado por un aumento de peso, que varía de una a otra mujer de acuerdo con el grado de almacenamiento de grasa dictado por la naturaleza y por otras razones inevitables. El aumento del volumen sanguíneo es indispensable para transportar suficientes elementos nutritivos a tu bebé, mediante una buena circulación feto-placentaria. La retención de líquido ligada a los efectos propios de tus hormonas del embarazo, la placenta y el líquido amniótico, el aumento de volumen del útero, el desarrollo de las mamas para preparar la lactancia y el bebé mismo, todo pesa. Estos kilos son útiles y esenciales. Por lo general, una mujer embarazada debe aumentar entre 11.5 y 16 kg. para dar a luz a un bebé de peso “normal” (3 a 3,5 kg al nacer).

Ni tanto, ni tampoco

No restrinjas tu nutrición, el bebé podría verse afectado por carencias nutricionales y en este caso puede nacer con bajo peso. Por lo tanto, se trata de equilibrar los “tanto” con los “poco”. El propósito del seguimiento nutricional no es para hacerte adelgazar, sino para controlar tu aumento de peso, para que sea progresivo.

La balanza será por lo tanto una guía indispensable; pero no te obsesiones con ella: es suficiente pesarse una o dos veces por semana.

El médico te recomendará aportes controlados, para mantener una nutrición equilibrada y variada, bien vigilada. El médico pondrá especial cuidado en vigilar la estatura y peso del bebé por medio de las ecografías para verificar que su crecimiento sea satisfactorio.

Controles

Las consultas a una nutricionista son sumamente útiles, porque permiten llevar las indicaciones del médico al terreno concreto, te llevan a hacerte cargo de tu nutrición y te permite aplicar los conocimientos que adquieres  para conseguir una alimentación variada, utilizando las equivalencias de los alimentos y sus porciones. Este debería ser el momento de aprender acerca de las cantidades mínimas “útiles” que puedes incluir en tu nutrición diaria, tales como el mínimo útil de fuentes de proteínas, lácteos, ácidos grasos esenciales y de esta manera obtener una nutrición variada y equilibrada, que incluya el consumo de 5 porciones de frutas y verduras todos los días.

Comentarios