Mitos y verdades del orgasmo femenino

Se han dado cuenta que hasta hace un tiempo el orgasmo era totalmente ignorado, nadie se preocupaba por él. Hoy es uno de los temas más recurrentes: “que si se debe tener uno en cada relación sexual, que si existen los vaginales o clitorianos, que si no hay orgasmo no hay placer sexual,entre muchos otros. Te dejamos los mitos y verdades de un orgasmo femenino:

Lo ideal es tener orgasmo simultaneo con la pareja: 

Es lo ideal, pero esto es muy difícil que suceda, se requiere mucha compenetración y comunicación con la pareja para poder hacer calzar los tiempos de la respuesta sexual femenina y masculina, los cuales son muy diferentes.

Mi pareja debe ser capaz de generarme un orgasmo: 

Esto no es así, cada mujer debe ser responsable de su propio cuerpo, de explorar y conocer sus genitales, de tomar conciencia de sus sensaciones, de reconocer sus zonas erógenas, aprender a generarse placer, para luego poder enseñarle y comunicarle a su pareja, sobre sus preferencias.

Es anormal tener orgasmo solo con estimulación en el Clítoris: 

No lo es, la gran mayoría de las mujeres no logra tener orgasmo con penetración vaginal y si lo logra con estimulación en el Clítoris.

El Clítoris es la única estructura que esta el cuerpo, cuya función es generar placer.

Tiene el doble de terminaciones nerviosas que la vagina, por lo tanto, será muy difícil lograr orgasmo sólo con penetración vaginal, si no hay además estimulación clitoridiana.

Durante el orgasmo se debe sentir una explosión de sensaciones corporales:

Esto no es cierto, muchas mujeres sienten unas pequeñas contracciones musculares  en su vagina, las cuales duran muy pocos segundos y luego desaparecen.

No todas las mujeres deben sentir fuegos artificiales que duran por varios minutos.

Cada mujer lo percibirá con distinta duración, intensidad y con una respuestas corporales diferentes.

Si nunca he logrado percibir un orgasmo, es porque no lo lograré:

Esto es falso, todas las mujeres tienen la capacidad de sentir un orgasmo y esto se puede lograr con un aprendizaje específico, en donde deberás aprender a conocer tus genitales, explorar las sensaciones frente a la auto estimulación, eliminar los pensamientos distractores, concentrarse en el momento que está experimentando, soltar el control y no estar ansiosa esperando que llegue la explosión de sensaciones, Simplemente entregarse a la posibilidad de sentir.

Comentarios