Sexo oral: Una práctica cada vez más común

Hoy en día a nadie le sorprende ya hablar con total naturalidad del sexo oral como una parte fundamental de las relaciones. De hecho, toda una parte del Kamasutra está consagrada al sexo oral. Si embargo, durante la edad media estas prácticas fueron juzgadas de demasiado atrevidas y fueron muy reprimidas por la Iglesia. Es decir, históricamente, lo hemos visto como algo inadecuado (aunque en países como China esta práctica llegó a ser obligatoria).

A lo largo de los siglos y en consonancia con la emancipación de la mujer, el sexo oral es una práctica mucho menos tabú y está totalmente instalada en las costumbres sexuales, sobre todo durante los preliminares. En la actualidad, diversas encuestas muestran que la felación es practicada por 7 mujeres de cada 10 y el cunnilingus por 8 hombres de cada 10.

Las dos técnicas principales de la felación y cunnilingus

  • La felación, consiste en introducir el pene del hombre en la boca de su pareja para chupar, lamer y acariciar con la ayuda de la lengua. Estos movimientos de vaivén que simulan la penetración en la vagina, son fuente de placer intenso para él y pueden conducirle al orgasmo y por tanto a la eyaculación (en la boca o al exterior). Para que disfrute plenamente procura no hacerle daño con los dientes y evita los movimientos demasiado mecánicos. Piensa en alternar velocidad e intensidad, ¡él estará encantado!
  • El cunnilingus consiste en acariciar el sexo femenino con la boca, e incluso practicar una especie de penetración con la lengua, excitando especialmente la vulva, el clítoris y la entrada de la vagina. Muy apreciada por las mujeres, esta práctica solo esta bien hecha cuando tu pareja se toma su tiempo. Primero, con caricias manuales para hacer que aumente el deseo y después lamiendo de forma mas o menos intensa con la lengua, succionando… En el mejor de los casos el cunnilingus puede permitir alcanzar el orgasmo…

Los secretos del placer de la felación y cunnilingus

La felación y el cunnilingus son más íntimos y más suaves que la penetración. Estas caricias se ejercen con la boca, objeto de deseo gracias al calor y la humedad que desprende. Con ella se puede insistir en ciertas zonas erógenas del sexo del hombre y de la mujer, no solo en los miembros. Por ejemplo, los pezones, el cuello y las ingles, son tremendamente sensibles por lo general. Pero, ¿qué puntos clave debes estimular cuando practicas sexo oral?

  • Para la felación, hay que concentrarse sobre todo en el glande (sobre todo en la corona), una zona infinitamente erógena.
  • En cuanto al cunnilingus, dile qué es lo que más te gusta, por lo general, con succiones ligeras al nivel del clítoris y alrededor del ano…. ¡El éxtasis está garantizado!

También existen multitud de juguetes sexuales que se pueden utilizar para complementar esta práctica y otras muchas. Por ejemplo, practicar un cunnilingus mientras se estimula a su vez la vagina con un anillo vibrador, puede ser una sensación placentera insuperable.

Fuente: enfemenino.com

Comentarios