Zoológico mutila garras de una leona para que juegue con visitantes

El zoológico, ubicado en la Franja de Gaza, busca aumentar el número de visitantes.

Falestine es una leona, de 14 meses, a la que le extirparon sus garras para que los visitantes del zoológico pudieran tener contacto con ella.

El objetivo de este maltrato es que los niños puedan jugar con ella. Aunque los responsables del zoológico aseguran que la leona tiene un carácter amigable, continua disponiendo de sus colmillos. El propietario del zoo la considera lo suficientemente dulce como para mantener contacto en el futuro con visitantes fuera de su jaula. “Intentamos contener la agresividad de la leona y que sea amable con la gente”, destaca Mohamed Juma, propietario del Zoológico de Rafah.

Según el zoológico, su objetivo es brindar alegría y ver sonrisas en los rostros de los niños, al tiempo que aumentan el número de visitantes, pero para esto, según informó Mestizos Magazine,  la leona tuvo que soportar un dolor insoportable ya que sus garras fueron extirpadas con tijeras de jardín dejándola mutilada para siempre.

Comentarios