3 mitos sobre la felicidad que es necesario derribar

En los últimos años, la felicidad ha sido un tema muy estudiado: cómo alcanzarla, qué nos hace felices, por qué no todos logran los mismos niveles, etc. Sonja Lyubomirsky, psicóloga científica dedicada al estudio de la felicidad, descubrió que el 50% de los determinantes de la felicidad es genético, el 10% depende de las circunstancias y el 40% se da por la actividad deliberada.

Entonces, existe un 50% que viene desde el nacimiento y no tenemos injerencia con esto; luego hay un 10% relacionado con qué trabajo tenemos, nuestros ingresos económicos, la salud, si somos más o menos bonitos, estamos o no en pareja, en definitiva, las circunstancias externas. Esto nos deja con un 40% donde podemos trabajar, ya que se relaciona con nuestro comportamiento, con las decisiones que tomamos y qué hacemos con ellas, y es en este porcentaje donde debemos centrarnos si queremos conseguir algún cambio significativo en el nivel de felicidad.

Grafico torta-de-la-felicidad

Considerando lo anterior, es útil saber que uno de los grandes obstáculos para conseguir aumentar el nivel de felicidad, se relaciona con que la mayoría de nuestras creencias sobre lo que nos haría  felices tienden a estar equivocadas; son adquiridas en base a repeticiones, conocimientos transmitidos por nuestra familia y amigos que han sido constantemente reforzados por la cultura donde estamos insertos.

Existen 3 grandes mitos que es necesario aclarar si queremos conseguir aumentar nuestro nivel de felicidad:

mujer

  1. LA FELICIDAD SE TIENE QUE ENCONTRAR

El primer mito se relaciona con asumir que la felicidad es algo que está afuera en una especie de paraíso y que tenemos que ir a buscar siguiendo ciertos pasos previamente definidos: tener buenas notas en el colegio, estudiar una carrera exitosa, casarnos, comprar una linda casa, tener una mascota, niños lindos, nunca discutir con la familia, quererlos todo el tiempo, etc.

Para ser feliz, debemos hacernos cargo de este 40% que involucra pensamientos y acciones asociadas, dirigidas hacia eso que personalmente nos mueve hacia la felicidad. Lyubomirsky dice “por estereotipado que parezca, la felicidad es, más que nada, un estado mental, una manera de percibirnos y concebirnos a nosotros mismos y al mundo que nos rodea”.

felicidad

2. LA FELICIDAD CONSISTE EN CAMBIAR NUESTRA CIRCUNSTANCIAS

Otro mito es pensar que sólo seriamos felices si cambiamos un poco nuestra vida, con la tendencia a recordar épocas pasadas en las que fuimos muy felices e intentar replicar esas circunstancias, sin darnos cuenta que eso ya está en el pasado, es imposible volver. Sin embargo la realidad es que los elementos que determinaron la felicidad personal en el pasado y los que la definirán en el futuro, se encuentran con cada uno de nosotros en el presente, sólo es necesario tomar la decisión de aprovecharlos y comenzar a hacerlo (40% de actividad voluntaria).

mujer-feliz-lluvia

3. LA TIENES O NO LA TIENES

Es frecuente la idea de que nacemos felices o infelices, sin embargo, con los estudios sobre felicidad se ha demostrado que esto no es tan así, ya que aunque existe un 50% que viene determinado genéticamente, también hay un gran porcentaje en el que se trabaja para conseguir aumentar o disminuir nuestros niveles de felicidad.

Ser más o menos feliz depende de cada uno de nosotros, para eso es necesario derribar los mitos y las idea preconcebidas que existen y que todos tenemos. Finalmente éstas, terminan siendo limitantes en conseguir lo que queremos, entonces, ahora que conoces estos 3 mitos principales, ¿reconoces alguna forma en que estos se manifiesten en tu vida?, ¿en que otros mitos te estás apoyando?

Por Antonella Longo, psicóloga

Twitter @antolongom

[email protected]

Comentarios