Bajar una talla es posible en dos días gracias a la “Hidrolipoclasia”

Vita Bella Spa nos invitó a probar un revolucionario tratamiento que promete eliminar esa grasa difícil de bajar con ejercicio y dieta: la hidrolipoclasia. En sólo horas, sin la necesidad de ingresar a un pabellón o tener una larga recuperación.

Este procedimiento es realizado , bajo protocolos de salud bien marcados, para asegurar a los pacientes un buen resultado, sin riesgos para la salud.

Decidimos como Mujer Actual ir con una de nuestras colaboradoras y probar esta técnica. Nos ofrecieron realizar un ciclo, al cual llegamos pesando 75 kilos y con talla 42 de pantalón. La zona elegida fue el abdomen y su parte posterior, el llamado “michelin”, ese rollito que se marca con todos los pantalones.

Primero al igual que en una Liposucción se marcan la zonas a tratar, con un marcador para la piel y se desinfecta la zona, luego se infiltra con soluciones estériles fisiológicas hipotónicas y o soluciones lipolíticas, bien distribuidos en el tejido subdermico.

La aplicación tiene unas pequeñas molestias, pero tolerable. El procedimiento dura al menos 40 minutos, en una primera etapa. Finalmente, lo que sigue es el tratamiento en si, o sea, la aplicación del ultrasonido un aparato profesional que provoca la sensación de recibir masaje en las áreas tratadas.

Sin embargo, es la parte más importante ya que es la que “rompe” las células grasas. La duración de la aplicación de ultrasonido depende al volumen inyectado, y la región inyectada. Una vez terminada la aplicación del ultrasonido, queda el área tratada un poco inflamada por el líquido pero éste será eliminada naturalmente en unas 48 horas.

Se recomienda usar una faja en los próximos días, por lo menos durante 15 días, lo que ayudara a reafirmar la piel.

Luego de salir de la primera sesión de inyección y ultrasonido, Vita Bella nos invitó a asistir a otras sesiones, que ayudarían en este proceso. Señalar que luego de diez días de realizada la hidrolipoclasia, nuestra periodista pesaba 70 kilos y había alcanzado la talla 40 de pantalón.

Gilda Arenas, Dueña de Vita Bella señala que “los resultados son inmediatos. Algunas mujeres notan una reducción de hasta dos talles en dos o tres sesiones solamente. Se pueden optimizar aún mas los resultados realizando un segundo ciclo de inyección 15 días después”. 

Cuando decidimos como Mujer Actual, probar esta técnica,  realizamos un barrido por diversos centros de estética de Santiago; sin embargo los valores rondaba el millón de pesos en algunos lugares. Al llegar a Vita Bella, sorprenden los precios, ya que siguen cumpliendo con todas las normas sanitarias que el procedimiento necesita.

Vita Bella no sólo ofrece la eficaz hidrolipoclasia, sino que cuenta con diversos tratamiento de rejuvenecimiento facial, además de otro tipo de técnicas reductivas.

En Monjitas 530 está Vita Bella, atendido por su propia dueña y, un staff de profesionales.

En redes sociales pueden encontrar este Spa como “Vita Bella” tanto en Facebook como Instagram.

 

Comentarios