Cuidando al perro en Navidad

¡Acepétmoslo! Quienes amamos a los peludos cuadrúpedos llamados «mejores amigos del hombre y la mujer», sabemos también lo curiosos y juguetones que pueden ser algunas veces. Situación que los puede llevar a más de algún accidente, algunos graciosos pero otros no tanto. 
Seamos precavidas, con un par de datos, evitaremos cualquier problema!
La decoración navideña no puede faltar en ningún hogar, y muchas familias incluyendo la mía dedicamos un día completo para ambientar toda la casa, pero cuando hay un perro entre medio que hay que tener cuidado, porque pueden tomar algún adorno que les puede hacer daño.
Cables y luces: Para estas fiestas la gran mayoría de los hogares tienen entre sus decoraciones luces, y es sin duda uno de los peligros para un perro durante estas fiestas. Tu perro podría morder los cables y generar una descarga eléctrica que provocase heridas o quemaduras. Otro problemas de las luces son las los vidrios que al morder podría clavarse los cristales y con los cables es que el perro se pueda enredar con los cables y producirle asfixia.
CUIDADOS EN NAVIDAD 1Objetos en altura: Hay que preocuparse de que los objetos que pueden ser llamativos para tu perro estén en altura, sino puede tratar de agarrarlos para jugarCUIDADOS EN NAVIDAD 2
y podría botar hasta el árbol. Se los digo porque a mí me pasa cada año con un peluche que ponemos en el árbol.
Bolas brillantes: Al ser brillantes pueden ser muy atractivas para tu perro. Tienes que saber que si vas a tener en tu casa, es recomendable que sean de un material que no sea cortante si se llegan a romper.
Velas: En esta fecha además de las luces también se suele decorar con velas. Estas hay que dejarlas fuera del alcance de los perros o cuando uno no está en la casa apagarlas.
Tomando en cuenta todos estos detalles, solo hay que preocuparse de pasar una ¡Feliz Navidad!
Comentarios