La importancia de un terapeuta en nuestras vidas

Cuestionarnos, es despertar. Sentir la necesidad de hacer cambios, es el comienzo. Por allí partimos todos. Inquietud, inconformismo, mal dormir, búsquedas, cuestionamientos, rupturas, separaciones, caminar intentando encontrar ese equilibrio perdido, entre muchas otras posibles opciones.

Dicen que cuando el HUEVO se abre desde adentro, ya no hay vuelta atrás, se inició un camino sin retorno, del cual claramente saldrás siendo una nueva persona.

Gracias Universo por poder ver!!!!!!!!

Gracias por poder elegir, hacia dónde y cómo camino mi andar.

Somos co-creadores de nuestra REALIDAD.

Somos muchos los que ya hemos despertado, y estamos en esta búsqueda. Son muchos los caminos, y cada cual busca a donde arrimarse, para navegar tranquilos.

El algún texto anterior, y pueden leerlo en Mujer Actual, ya hemos hablado de las muchas opciones para apoyarnos en este caminar, por lo mismo no nos detendremos sobre lo mismo.

Los Terapeutas somos caminantes que llevamos un poco más de camino andado, ya nos hemos caído, levantado, y vuelto a caer, más de una vez, pues somos solo hombres o mujeres en procesos de crecimiento personal. Pero que al llevar más camino andado, y al haber caído ya varias veces, podemos hablar con un poco más de experiencia, podemos acompañar, podemos dar una mano en conciencia, ayudando a que el iniciado se sienta mas acompañado, mas confiado, mas seguro, mas sereno.

Es eso, un grado de conciencia del camino ya recorrido, y que nos permite, hablar desde la conciencia-experiencia-crecimiento-sabiduría.

Hay muchos libros, películas que nos hablan de esto. Hace algunas semanas vi, por enésima vez, “Comer, Rezar, Amar”, película que expresa muy bien la idea de búsqueda, la idea de viaje, la idea de cambio, de trascender, de amar, de sonreír desde el kígado. Y cuando hablo de viaje, no les estoy aconsejando que tomen un avión y crucen el planeta, pues, la introspección es tan personal, que puede darse en cualquier espacio-tiempo-lugar, y en las condiciones mas infinitas. Pues creo condición imperante el desapegarse de los materialismos dominantes, pues se tornan innecesarios en esta fase evolutiva.

Y también creo que estamos viviendo en un sistema que por alguna parte va a reventar. No se puede compatibilizar la evolución, sin requerir un desapego en paralelo.

Sin desviarme del tema, y esto nos dará pauta a otros textos, los terapeutas deben ser considerados, compañeros de camino, que al llevar un poco de delantera, nos pueden ayudar, haciendo más suaves nuestros caminos.

La invitación es, busquen un apoyo, arrímense a alguien que pueda desde su sabiduría acompañarlos, y permítanse ese apoyo, que finalmente es AMOR.

Y si creemos en la Divinidad, podríamos entender, que los terapeutas podrían ser iluminados al servicio de su comunidad.

Les voy a compartir una Oración, que mi mamá me enseñó desde chica, y la digo desde lo más profundo de mi corazón, y mis hijos también, pues ya fue heredada.

 

¡Oh Señora mía, oh Madre mía!

Yo me ofrezco toda a Ti.

Y, en prueba de mi filial afecto

Te consagro en este día

Mis ojos, mis oídos, mi lengua

Mi corazón; en una palabra,

Todo mi ser.

Ya que soy todo tuyo

Oh Madre de bondad,

Guárdame, defiéndeme y

Utilízame como instrumento

Y posesión tuya.

Amén.

Por Karen Marticorena.

Si les pareció interesante este tema y quieren leer más, pueden visitar www.olistico.cl

 

Comentarios