¿Se puede engañar a los test psicológicos?

¿Qué ves en esta figura?’, ‘¿Qué color prefieres?’ y ‘Dibuja un hombre bajo la lluvia’ son solo algunas de las preguntas más temidas que realizan los reclutadores de una empresa a los candidatos para un puesto de trabajo. Los test psicológicos son una de las etapas del proceso de selección más importantes y muchos postulantes se preocupan de cómo enfrentarlos.

Alrededor de un 30% de los postulantes averigua en Internet sobre las pruebas psicológicas antes de asistir a una entrevista laboral. No son pocos los que se memorizan las ‘respuestas correctas’ que aparecen en web, pero la tarea es ardua ya que hay una gran variedad.

¿Realmente se puede engañar a un test psicológico?

“Sí, se puede engañar a los test psicológicos, pero resulta extremadamente difícil. Es complicado, porque los test suelen construirse con ‘escalas de mentiras’, ‘escalas de consistencias’ y/o ‘escalas de validez’. Si se intenta a toda costa engañar una prueba objetiva, lo más probable es que se invalide la prueba o que quede de manifiesto que el evaluado está mintiendo”, asegura Sandra Inostroza, de la Escuela de Psicología de la Universidad del Pacífico.

Por lo tanto, un psicólogo podría darse cuenta fácilmente si no contestas con honestidad. En algún momento del test podrías equivocarte u olvidar la respuesta que debías dar, o bien el psicólogo podría preguntarte algo que no estaba predeterminado. Además, los examinadores no sólo analizan tus respuestas verbalizadas, sino también tu postura, comportamiento, etc., es decir, movimientos que no puedes controlar.

Cuando las respuestas son aprendidas previamente, la persona las recita. En ese caso, un especialista que esté atento debiera reconocer cuando alguien contesta de memoria. Las personas tienden a pensar que pueden buscar las respuestas ‘correctas’ en la web, pero se ignora que más allá de la respuesta en sí hay una serie de comportamientos no verbales detrás que no se pueden imitar. 

En una entrevista laboral es aconsejable ser siempre lo más sincero posible a la hora de ejecutar los test y enfrentar el proceso de evaluación con tranquilidad. Un test psicológico por sí sólo no te sacará de un proceso de selección laboral, porque se hacen varios para cotejar, y además se evalúa una coherencia entre la entrevista y los test psicológicos.

Comentarios