Los muñecos que combaten el bullying escolar

“Muñeco Motor” es el nombre de estos muñecos que, según evaluaciones de su creadora son una importante herramienta didáctica antibullying, ya que ayuda a los niños y niñas a mejorar y desarrollar su amor propio, generar pensamientos y emociones positivos, con un alto impacto en la convivencia escolar y familiar.

Con el propósito de disminuir el bullying en el aula yprovocar una convivencia positiva, en 2017 se creó “Muñeco Motor”, una iniciativa de Karen Wynands con el que a través de mensajes positivos, busca mejorar el autoestima, las emociones y la actitud de niños y niñasen los distintos contextos donde se desarrollan como el colegio.

“Llegamos a  adultos, con muchos pensamientos negativos y creencias que nos limitan a seguir desarrollándonos. Esto en parte porque en muchos hogares no se enseña a los niños el valor de las palabras y la importancia de desarrollar el amor propio, el sistema educativo, no deja mucho espacio para la educación emocional. Por eso el valor de llegar a los niños con estos mensajes positivos” cuenta Karen Wynands.

Con 43 centímetros de estatura, Amaro Felicidad, Sofi La Lectora Feliz y Oliver el Perrito Galactico (entre otros diez personajes), están confeccionados con materiales reciclados como tapices y madera, los que ,cepto y amo a mis padres tal y como sonn en Santiago (tres municipales y tres particulares)enseña a los niños y en el sistema e entregan70 fichas con diferentes mensajes positivos: “me acepto y me amo”, “merezco ser una persona amada”, “acepto y amo a mis padres tal y como son”, entre otros.

Wynands cuenta que a la fecha han intervenidoseis colegios de Santiago (tres municipales y tres particulares)y que para este año llegarán a la V Regióny Puerto Natales con esta iniciativa. “La idea es que los pequeños, de entre 6 a 14 años, repitan día a día en sus colegios estas frases, para que así puedan comenzar de una forma distinta y positiva la jornada”, asegura la creadora de los muñecos, tambiéndisponibles en amate.clpara el trabajo en el hogar.

El poder de las palabras

Las cifras son crueles. Según el último informe del Instituto Nacional de la Juventud (Injuv), el84% de los jóvenes declaró haber sido testigo de bullying en el contexto escolar, mientras que el 61% manifestó haber sido víctima de estos actos a través de maltratos verbales como insultos, burlas o amenazas directas.

“Nuestra realidad se crea a partir de los pensamientos y el lenguaje que expresamos. Es por ello que, con estos muñecos, podemos mejorar el diálogo interior de los niños, enseñarles a amarse, tener confianza, sentir seguridad, tolerancia y empatía”, declara la fundadora.

De los trabajos que ha realizado junto al equipo de psicólogos y profesores en diferentes colegios, la emprendedora comenta que “aproximadamente el 70% de los niños y niñas de una clase responden positivamente a las intervenciones con el muñeco. Gracias a esto, se ha podido constatar que han bajado los casos de agresividad y discriminación. Sin duda que estas intervenciones tienen una excelente respuesta como herramienta que contribuya a erradicar el bullying en las escuelas”.

“Por otro lado, en los colegios públicos es más complejo implementar esta modalidad, debido a que tienen una estructura educacionalantigua. En cambio, los establecimientos particulares están dispuestos a adaptar la educación a los tiempos que corren, ya que muestran interés en conocer nuevas metodologías que promuevan el amor propio en los niños y una positiva comunidad escolar” dice Wynands, aunque recalca que “a pesar de las dificultades de ingresar en la educación pública, la acogida por parte de sus estudiantes es positiva y retroalimentadora”, manifiesta.

Pero los proyectos de Karen Wynands no terminan con Muñeco Motor. Según la egresada de Asistente Social, la segunda etapa será implementar esta misma modalidad de mensajes positivos con profesores, ya que “como todo trabajo, tiene factores estresantes. Con ellos pretendo trabajar el autoestima, las frustraciones y analizar diferentes estrategias para que la jornada laboral sea menos agotadora”, concluye.

Comentarios