María Cristina Rivera y su historia de emprendimiento y liderazgo

A sus 68 años  María Cristina cuenta que nunca ha bajado los brazos en  la ruta de los negocios y menos  en  la vida. Como mujer se ha ido empoderando paso a paso hasta lograr sus metas. Cada vez que ella llega a un lugar deja prestancia y carácter, reconoce su aspecto imponente le ha ayudado a marcar territorios donde los lideres la mayoría son género masculino. También su destreza por aprender cosas nuevas y mantener el equilibrio frente a las crisis y oportunidades que son una parte clave del crecimiento tanto económico como personal. Y es así como esta emprendedora, oriunda de Concepción, lugar donde vive y se desarrolla exitosamente  en el rubro de las rentas vitalicias. Y paralelamente otros negocios como vestuario y turismo.

Acá te contamos un poco más de la vida de esta emprendedora que no sabe de derrotas.

  1. ¿Cómo se define?

Una persona comprometida con todo lo que hago, trato de cumplir cada una de las metas que me propongo en la vida, sin pasar encima de los demás para conseguirlas. Tengo un alto espíritu social y adaptativo para compartir con gente de todos lugares y ámbitos, lo cual me ha permitido explotar una de mis principales habilidades que es la capacidad de vender productos. Además de tener un fuerte espíritu creyente religioso por formación, pero soy tolerante de todas las formas de pensamiento, creo que mi fe más allá de hablar de fanatismo me ha dado la fuerza para lograr muchas cosas y salir de muchas situaciones adversas en mi vida.

  1. ¿Qué le motiva en la vida?

Cumplir mis sueños y los de mi familia, que nos permita tener un buen pasar, salud. Soy creyente, tengo una imagen de Santa Rita de Casia la patrona del hogar y nunca gracias a Diosnos ha faltado el alimento. Me motiva que mi hijo cumpla todos sus desafíos laborales y personales, creo que hacer las cosas con amor me inspira mucho, se lo he inculcado siempre a quienes estimo de corazón.

  1. En el mundo de los negocios ¿cómo ha enfrentado el liderazgo como mujer?

Tengo una carácter fuerte a veces frontal para algunos, lo cual me ha permitido ser reconocida con liderazgo, en mi hogar tengo la misión de ser líder y eso me ha ayudado mucho en el mundo de los negocios donde existe mucho machismo, creo que la mujer desde un rol a veces maternal posee mayor empatía para enfrentar situaciones como en las que me desempeño las cuales son sensibles para las personas ya que al trabajar en el rubro de las pensiones tengo que tener una visión líder y certera de cómo se debe llevar a cabo un proceso tan importante como la forma en que vamos a vivir nuestros últimos años de vida.

  1. Ha trabajado en un medio donde es nicho de hombres ¿cómo se ha empoderado?

Mi personalidad fuerte y directa me ha ayudado a enfrentar y superar muchas barreras como lo es el machismo imperante en nuestro país, que se grafica en la alta desigualdad en sueldos y en acceso a puestos dirigenciales de carácter relevante, por ende, la mejor forma de empoderarme es a través de la experiencia y la posibilidad de leer e informarme, soy una mujer que gusta de leer todos los días el diario, por lo que trato de que no me tomen por desinformada, lo cual es un argumento importante que usan los hombres para validar “sus superioridades” frente  a nuestro género, más aún en esta época donde somos víctimas de una enorme brecha digital.

  1. Se ha sentido discriminada por no tener los cánones de belleza física por ejemplo: Estereotipos sociales como  ser una  mujer delgada 

La verdad es que no. Mi presencia siempre ha sido un tema que me ha aportado mucho para ser validada por mis pares, vestirme bien y de arreglarme de manera impecable todos los días, razón por la cual, bajo estos términos de discriminación superficial me siento bastante tranquila, si alguna vez me ocurrió algo así la verdad no lo detecté o me fue indiferente. Sin embargo, creo que hoy existe una permanente discriminación social y económica, lo cual creo que afecta tanto o más que la discriminación física-corporal.

  1. ¿Cuál ha sido la crisis más importante en su vida? Y  que le haya permitido avanzar y ser la Mujer que hoy es.

Perder a mi madre a los quince años fue un golpe muy duro que me ayudó a crecer como mujer, ya que tuve que asumir muchos roles que ella tenía a su haber, creo que esto me ayudó mucho a madurar y pensar bien las oportunidades que se me iban presentando, por otra parte he tenido la enfermedad de familiares cercanos donde he podido de manera instantánea reaccionar de buena forma lo que me ha ayudado poder construir una personalidad organizada frente a situaciones límites, como por ejemplo en el terremoto del año 2010; asumí un rol de liderazgo para mis vecinos y vecinas, lo que generó cohesión positiva para enfrentar una situación tan adversa.

  1. ¿Cuáles son las claves para tener éxito en un emprendimiento?

Primero uno tiene que saber separar las cosas: generalmente creemos que nuestros amigos o familiares por el hecho de haber construido una relación de amistad y compañerismo están en la misma visión que tenemos al momento de iniciar un negocio, y lamentablemente no siempre es así,  es crucial saber hacer esa lectura previamente, ya que puede definir el éxito en un emprendimiento. Luego de eso hay que tener un orden administrativo, tener muy claro las cuentas, los ingresos y egresos, gastos fijos y gastos variables. En otro sentido y, siendo un tanto ejecutiva en mi análisis,  considero que la fidelización de los clientes es algo primordial, más allá de vender un producto o prestar un servicio de calidad, está la consideración humana con nuestro usuario, hay que empatizar y así construir tejido social. Por último, está la formación continua y la capacidad de reinventarse,  es un valor a considerar en los tiempos en los que la tecnología pide que estemos en constante cambio.

  1. ¿Cree usted que la mujer todavía tiene que aprender a empoderarse en la vida laboral?

Siento que la mujer, los hombres y la ciudadanía en general tienen que aprender a entender que el género femenino hace varios años ya se empoderó en todos los aspectos de la vida, personalmente siento orgullo de vivir en una familia donde la palabra machismo no existe, puntualmente todos cooperamos para el correcto funcionamiento del hogar, ahora que mi hijo ya tiene su casa propia, con mi marido seguimos asignándonos tareas sin distinción alguna de roles, Todo parte por el hogar, muchas veces considero que la primera barrera que tiene que superar una mujer es la puerta de su casa, por ende, una vez logrado asimilar este aspecto, los demás ámbitos quedan supeditados al control de las relaciones que se dan en la vida personal.

  1. ¿Qué es lo más importante que una mujer debe tener claro para lograr sus metas y liderazgo?

Aprender a posicionarse es muy importante, saber que eres madre,  trabajadora, compañera y amiga, y que tu misma tienes derecho a ser feliz y cumplir tus propias metas personales. El liderazgo creo que se consigue en la calle, conociendo gente y sus realidades, trabajando en cuanta cosa venga si la necesidad lo amerita, sabiendo que más temprano que tarde con una actitud empática y de compañerismo te dará ese reconocimiento sano y espontáneo, perteneciente a toda mujer líder.

  1. Actualmente hace asesoramiento en varias áreas ¿Cuáles? 

En el ámbito de las pensiones, específicamente en el área de las rentas vitalicias, principalmente en el área previsional, aunque también me manejo en ámbitos legales concerniente a las compañías de seguros donde tengo amplia trayectoria tras  estar vinculada por muchos años. También estoy con un nuevo emprendimiento de turismo, entregar opciones de departamentos y lugares a los turistas para  que se sientan cómodos en la zona. ([email protected])

  1. ¿Cómo se ha reinventado sin perder la motivación y equilibrio? 

Creo absolutamente en la capacidad de resiliencia que posee el ser humano, poder levantarse en la adversidad, nutrir la fuerza de voluntad y tolerancia a la frustración, es clave. Es importante cultivar la motivación de levantarse y mantener el equilibrio entre lo familiar, salud mental-física, entorno y/o vida social.

Por Pierine Méndez Yaeger

Comentarios