Matrimonio: los errores que debes evitar

Ya queda solo una semana para ese día que tanto esperaste y poco a poco empiezas a sentir como la ansiedad se apodera de ti. Respira profundo y tranquila, es absolutamente normal estar así de inquieta. Lo importante es terminar tus días de soltera lo más serena posible y no cometer errores que puedas lamentar en tu matrimonio. Para conseguirlo y no morir en el intento, dejamos algunas recomendaciones:

Cambios de último minuto en el maquillaje

Las pruebas de maquillaje y peinado tienen su razón de ser porque permiten que nada falle en tu gran día. Los cambios de última hora podrían romper el esquema de tonalidades que haya creado tu maquillador.

Nuevos tratamientos de estética

Lo que no hayas hecho unas semanas antes del matrimonio, ya no es momento de hacerlo!!! No cambies tus cremas o tus tratamientos de belleza unos días antes, ya que los nuevos cosméticos pueden producirte irritación y reacciones alérgicas indeseadas.

Innovar con tu color de pelo

A veces la tentación de tener un look algo distinto para el matrimonio puede ser un error fatal, como por ejemplo, cambiar el color de pelo antes del matrimonio. Por muy bueno que sea tu peluquero, es imposible saber exactamente qué color tendrá tu pelo después de los lavados, y lo que es más preocupante, si va a ir bien con el color de tú piel o la prueba de maquillaje que ya hiciste con tiempo.

Cortar el pelo

La prueba de peinado, como la de maquillaje, generalmente se hacen uno o dos meses antes del matrimonio, por lo tanto, cortarte el pelo unos días antes, puede perjudicar ese peinado que siempre habías querido. Si el corte es muy radical, incluso podrías tener dificultades para armar el peinado.

Evita los masajes capilares

Nada de masajes capilares el día del matrimonio porque existe la posibilidad de que el peinado tenga menos fijación. Si de verdad quieres o necesitas un masaje, hay que hacerlo un par de semanas antes.

Por Natalia Campos, maquilladora profesional.

Comentarios